Acceso a la página inicial del Colegio Oficial de Farmaceuticos de Albacete

Colegio Oficial de Farmaceuticos de Albacete

 

Está en:

Historia

  • PREÁMBULO. OBJETO Y DELIMITACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN
  • INTRODUCCIÓN.
  • LA LEY DE 12 DE ABRIL DE 1898 DE ESTATUTOS PARA EL RÉGIMEN DE LOS COLEGIOS FARMACÉUTICOS Y SU APLICACIÓN EN LA PROVINCIA DE ALBACETE. LA PRIMERA JUNTA.
  • LAS PRIMERAS ELECCIONES.
  • LOS PRIMEROS AVATARES: LA RESISTENCIA A LA COLEGIACIÓN Y LAS REFORMAS ESTATUTARIAS DE 1900.
  • LAS ELECCIONES DE 1901 Y LA APROBACIÓN DE LOS ESTAUTOS DEFINITIVOS

Preámbulo. Objeto y delimitación de la investigación

En el año 1939 entre los muchos incidentes que ocurrieron al finalizar la Guerra Civil en Albacete tal vez no destaca por su relevancia el incendio de los archivos del Colegio de Farmacéuticos. Un incendio cuyas causas, por otra parte, permanecen en la más absoluta oscuridad.
Pero ese incendio quemó la historia de los primeros cuarenta años de este Colegio. En este trabajo intentamos recuperar los primeros tres años de vida colegial a través de las fuentes documentales que hemos podido localizar y que han sido básicamente el Boletín Oficial de la Provincia, la Gaceta de Madrid, diversos artículos de la prensa provincial y una breve Memoria sobre la vida colegial en el año 1901 que conserva la familia Berzosa y que amablemente nos han cedido.

 

1. Introducción

Los colegios profesionales, históricamente, han sido creados para regular el ejercicio de las profesiones de sus colegiados. El Estado los reconoce como representantes exclusivos de la profesión, y a cambio impone a los mismos la realización de funciones administrativas públicas, consistentes en este caso en disciplinar la práctica de la farmacia. En su origen los Colegios se confunden con los Gremios.
El colegio de farmacéuticos más antiguo del mundo es el de Valencia, cuyo primer capítulo se celebró el 22 de diciembre de 1443, aunque en aquellos años más bien podría hablarse de una organización más cercana a la de los antiguos gremios. De hecho este primigenio colegio no dejaba de ser un gremio de un oficio considerado "mayor". Con el tiempo los gremios de boticarios van cambiando su nombre por el de colegios, así el de Sevilla en 1625 pasa a denominarse Congregación del Colegio de Boticarios, con unos estatutos aprobados por un juez eclesiástico y confirmadas por Felipe V en 1740. Y en 1650 Felipe IV prohibía que a los boticarios se les considerase gremio, ya que ejercían un arte, no un oficio. Se observa que el paso del gremio al colegio es paulatino, y que son los propios boticarios los que van asociándose y dotándose de estatutos para el ejercicio de su profesión, bien que estos solían ser confirmados por alguna autoridad superior municipal o nacional.
Con la llegada del régimen liberal en 1834 se desarticula todo el sistema gremial, del que formaban parte los colegios, con lo que la profesión de boticario se encontró desregularizada y sometida a todo tipo de intrusismos. Los colegios profesionales se plantean entonces como una plataforma de defensa de la profesión.
Desde la creación de la provincia de Albacete en 1834 hasta el año 1898 no hubo iniciativas asociativas de los boticarios y solo la ley de abril de 1898 obliga a la creación del colegio.

 

2. La Ley de 12 de Abril de 1898 de Estatutos para el Régimen de los Colegios Farmacéuticos y su aplicación en la provincia de Albacete. La primera Junta.

La Ley de 12 Abril de 1898 de Estatutos para el Régimen de los Colegios Farmacéuticos obliga a la creación de Colegios de Médicos y Farmacéuticos en todas las capitales de provincia, y crea un marco legal para su autorregulación. Se determina que para poder ejercer la profesión de boticario es necesario estar colegiado en el colegio correspondiente, aunque es posible la colegiación de los no ejercientes. Como el caso de Albacete no era excepcional las Disposiciones Transitorias regulan la constitución de Colegios ex novo. En ese caso se tendría que crear una Junta con 7 farmacéuticos de la capital de provincia, o en el caso de no llegar a ese número con todos los que ejercieran en cada capital. Es lógico pensar que las facilidades de transporte no eran demasiadas y así se evitaban los engorrosos, a veces, desplazamientos a la capital de los boticarios de las localidades de la provincia. Esta Junta debería hacer una relación de los farmacéuticos que ejercieran en la provincia, con el tiempo que llevasen ejerciendo y la contribución industrial que cada uno hubiese satisfecho en los últimos cuatro años. Estos dos últimos datos eran necesarios para la constitución de la Junta pues en las provincias de tercera clase, a las que pertenecía Albacete, según el artículo 36 el Presidente debía ser elegido entre los colegiados con más de 10 años de ejercicio y los demás cargos (dos vocales, un Secretario, un Contador y un Tesorero) entre los colegiados con más de 6 años. Esta lista se debía de publicar en el Boletín Oficial de la Provincia.
No se ha encontrado rastro de esta Junta primigenia hasta que en el Boletín Oficial de la Provincia de Albacete del 30 de Julio de 1898 se publica la lista de colegiados con más de seis años de ejercicio, es decir, elegibles para los diferentes cargos . El Presidente era D. Manuel Serrano Muraday y el Secretario Aureliano Lozano Massó. Esta lista debió de estar expuesta en la Secretaría del Gobierno Civil al menos un mes, de acuerdo a lo señalado en la Disposición Transitoria. Por la citada lista vemos que los colegiados en Albacete capital, al menos con más de seis años de ejercicio, eran sólo 5, por lo que la Junta Interina no debió contar ni siquiera con los 7 requeridos por la ley.

3.Las primeras elecciones.

La siguiente noticia del Colegio neonato es la convocatoria para la elección de la Junta Definitiva que se publica en el BOP el 9 de Noviembre de 1898, con fecha del 8 de Noviembre. La lista de colegiados elegibles para los distintos puestos coincide con la publicada el 30 de Julio, o sea que no debió de haber impugnaciones . Aún así el plazo previsto en la Disposición Transitoria 3 de 1 mes es ampliamente sobrepasado. Así la elección se fija para los días 24, 25, 26 y 27 de Noviembre en el Ayuntamiento de la capital. Sigue siendo presidente interino Manuel Serrano Muraday (el más veterano de los farmacéuticos, con 37 años de ejercicio) y Secretario Aureliano Lozano Massó.
El 19 de Diciembre en el BOP se publica una nueva convocatoria de elecciones firmada el 12 de Diciembre para los días 28, 29, 30 y 31 de Diciembre otra vez en el Ayuntamiento capitalino. Esta vez la lista se reitera y se añade una frase: "que por disposición gubernativa será castigada la falta de asistencia a dicho acto". ¿Qué pasó?. En los Estatutos de Abril de 1898 no se preveía un quórum específico. Probablemente la participación fue tan irrisoria que se decidió una nueva convocatoria. Tampoco sabemos si se pudo formar la mesa escrutadora con los 4 colegiados más recientes. Los resultados no aparecen publicados en el BOP ni en la prensa.

4.Los primeros avatares: la resistencia a la colegiación y las reformas estatutarias de 1900

El siguiente rastro del Colegio aparece cuando en el BOP del 21 de Agosto de 1899 aparece una circular firmada el 19 de Agosto por Manuel Griñán y Serna como presidente, de lo que se deduce que fue este boticario el elegido para tal cargo. Esta circular se refería a otra de fecha 14 de Julio del mismo año sobre la colegiación de boticarios. Parece ser que los farmacéuticos estaban renuentes a colegiarse. Los subdelegados de farmacia son amenazados de cese en sus funciones. También se menciona que la mayor parte no se han colegiado. El plazo es hasta finales de mes (para los subdelegados.

El 17 de Enero de 1900 se publica una circular de 15 de Enero firmada por Manuel Griñán y Serna por la que se avisa que el 4 de Febrero acababa el plazo para la colegiación y por aplicación de la Disposición Transitoria 8ª del Real Decreto de 12 de Abril de 1898 que prohíbe el ejercicio a los farmacéuticos no colegiados el ejercicio.

El 3 de Noviembre de 1900 se publica en la Gaceta de Madrid la reforma del artículo 25 de los Estatutos para el Régimen de los Colegios Farmacéuticos por la que las Juntas de las provincias de 3ª clase tendrán 3 vocales (en vez de dos), presidente, contador y tesorero y secretario.
Referente a este tema hubo una Circular de la Dirección General de Sanidad de 24 de Noviembre publicada el día siguiente en la Gaceta de Madrid. En ella se señala que por las dificultades que existen en las provincias de 3ª clase las Juntas sigan constituidas hasta el mes de Junio de 1901, en que tendrán que renovarse parte de los cargos. Así mismo solicita que se le informe sobre las Juntas y las personas que las componen.

El 28 de Enero de 1901 se publica en el Boletín Oficial de la Provincia una convocatoria de Junta General firmada el día 25 de mismo mes firmada por Manuel Griñán Serna, presidente y Aureliano Lozano Massó, secretario. La reunión será el día 31 de Enero en los locales de la calle San Agustín nº 11, bajo izda. Se cumple así lo dispuesto en el Decreto de Noviembre de 1900 y en el anterior reformado por aquél de Abril de 1898. Se hubo de leer una memoria recopilatoria de las actividades del Colegio

Gracias a la memoria de la sesión del 31 de enero de 1902 que conserva la familia de D. Mariano Berzosa sabemos que el 4 de Febrero hubo una reunión de la Junta de Gobierno presidida por Don Manuel Griñán y con Manuel Martínez, Manuel Serrano, Joaquin Aroca y Aureliano Lozano. Éste último era el secretario, los cargos de los anteriores los desconocemos. Se trataron diversos temas, así uno de los presente propuso contratar un abogado. Aunque el presidente se opuso se procedió a probar esta propuesta, aunque no consta el nombre del letrado elegido. Por las alegaciones del presidente en contra de esta contratación sabemos que la cuota anual que debían satisfacer los socios era de 10 pesetas (de acuerdo al Real Decreto de Abril de 1898 podía ser de 15 pero la reforma de Noviembre de 1900 redujo la cuota en los de tercera clase a 10 pesetas). Sobre la reforma de las Juntas prevista en el Real Decreto de 3 de Noviembre se leyó la Circular del Director General de Sanidad de 24 de Noviembre antes aludida y se procedió a elegir dos vocales más.

Centrándonos en el tema de las cuotas, la de inscripción era este año de 1901 de 5 pesetas, o al menos esta fue la cantidad pagada por el aragonés Matías Hernández para ingresar el 10 de Julio en el Colegio, de acuerdo al recibo que adjuntó en el expediente para la apertura de su farmacia que se instruyó en el Ayuntamiento y que también se conserva en Archivo Provincial de Albacete . Constancia de este pago hay también en el balance presentado por el tesorero Sr Martínez en la Asamblea de 31 de Enero de 1902 .

La contratación del abogado y la elección por la Junta de Gobierno del 4 de Febrero de 1901 de dos vocales sembraron la discordia en el seno del Colegio, enfrentando al Presidente, Sr. Griñán con el resto de la Junta. De hecho éste elevó una protesta a la Dirección General de Sanidad. Y así el 13 de Marzo hubo otra sesión de la Junta de Gobierno en la que se lee un comunicado que el Director General de Sanidad remitía al Gobernador Civil, Don Enrique de Ureña para que fuera trasladado al Colegio Farmacéutico. Esta Dirección General por aplicación de los Estatutos de 3 de Noviembre de 1900 y la Circular de la referida Dirección General anula la decisión de la Junta, por entender que la elección de los dos vocales sería en las elecciones preceptivas de Junio de ese año. La contratación de un abogado correspondería a la Junta General a petición de la de Gobierno, ya que supondría un aumento de los gastos. Por tanto las dos importantes resoluciones de la Junta del 4 de Febrero se revelan inválidas de derecho.

El 13 de Mayo en una reunión se tomaron las medidas adecuadas para las elecciones de Junio. También se decidió no cobrar las mensualidades vencidas, ya que al parecer varios colegiados tenían problemas para hacerlas efectivas.

5. Las elecciones de 1901 y la aprobación del Reglamento del Colegio

Para dar cumplimiento a lo dispuesto en los estatutos se prepararon las elecciones para el primer domingo de Junio y los tres días siguientes. El 29 de Mayo se publica la lista de colegiados en el BOP y se convocan oficialmente las elecciones . Además todos los farmacéuticos recibieron la circular de la convocatoria.

Don Manuel Griñán, quien ya pensaba en su próxima renuncia, envía en el mes de Mayo a los directores de diarios provinciales un folleto con la Junta de Gobierno, la lista de todos los Colegiados, las actas de los sesiones celebradas de la Junta de Gobierno desde Febrero de 1899 y el movimiento de fondos de tesorería. El 3 de Junio se publica una nota referente a este folleto en El Defensor de Albacete.

Por la Memoria antes referida sabemos que el 2 de Junio de 1901 se presentó a la 1 de la tarde en el Ayuntamiento de Albacete el presidente Don Manuel Griñán. Posteriormente sólo se presentaron Gumersindo Navarro de Mahora y Manuel Martínez, no pudiéndose constituir la mesa. El segundo día, lunes 3 de Junio, sólo se presentaron el Tesorero y el Presidente, el tercero el acta dice que "fue como el primer día", por lo que debemos suponer que estuvieron las mismas tres personas, o que tal vez, acudiendo otras, el número fue insuficiente para constituir la mesa. El cuarto día se presentaron además del presidente Don Mariano Berzosa, Don Manuel Martínez y Don Aureliano Lozano. Finalmente se levantó acta de que no había podido constituirse la mesa ninguno de los días, y se elevó ya el hecho al Director General de Sanidad. Teniendo en cuenta los Estatutos el sustituto del presidente era el vocal 1º y el del Secretario el 2º.

El día 18 de Junio se reunió la Junta de Gobierno en la casa de Don Mariano Berzosa. Los temas a tratar fueron las renuncias del presidente, Sr. Griñán, por motivos de salud y del Secretario Aureliano Lozano por la imposibilidad de ocuparse del cargo debido a problemas de agenda. Sr. Berzosa se eligió secretario Interino, y Manuel Serrano, presidente interino. Se acordó elevar una consulta a la Dirección General de Sanidad. Esta renuncia deja traslucir el posible enfado del presidente con su Junta.

El 18 de julio se publica una nueva convocatoria de elecciones, y se publica otra vez la lista de colegiados.

El 25 de julio se celebraron en el Ayuntamiento las elecciones. Se leyó la convocatoria de elecciones y se procedió a constituir la mesa. Esta vez hubo más suerte. El presidente fue Manuel Serrano, los secretarios Manuel Martínez, Navarro Sauquillo, Aureliano Lozano y Juan Zavala. Según el artículo 30 se tendría que renovar el Tesorero y el primer Vocal, así como elegir por primera vez el tercer vocal de acuerdo a la Circular de la D.G. de Sanidad de Noviembre de 1900 ya referida. Pero la renuncia del Presidente y del Secretario dejo vacante estos cargos y también se procedió a su elección. En el escrutinio del día 25 los resultados fueron los siguientes: Presidente Alejandro Almonacid, Vocal 3º Gumersindo Navarro, Tesorero Manuel Martínez, Contador Matías Hernández y Secretario Mariano Berzosa. Los tres días siguientes no votó nadie y por tanto el día 28 se elevaron estos resultados como definitivos, proclamándose la nueva Junta, a la que se añade el vocal 2º don Joaquín Aroca

La toma de posesión fue en la casa del Sr. Berzosa, que ya aparecía una sede oficiosa el 24 de Agosto. Constituida la Junta de Gobierno nacida de las elecciones anteriores se celebra la primera sesión en la que se convoca una Junta general extraordinaria para el 9 de Septiembre en la sala de Sesiones del Ayuntamiento. Se decide celebrar Junta de gobierno los últimos domingos de cada mes a las tres de la tarde en casa del señor Berzosa.

Otra vez en casa del secretario el 25 de agosto el presidente Alejandro Almonacid sería elegido para participar en la Asamblea Farmacéutica, Se decidieron temas que propondría: Derogación del decreto Aguilera de 1894 de 12 de julio sobre aguas minerales y una petición para que se amplíen competencias ejecutivas de los subdelegados presidentes de los colegios. En la Asamblea anterior de 1899 no hubo representante alguno de Albacete

El día 9 de septiembre se realizó la Asamblea extraordinaria en el Ayuntamiento de Albacete y en ésta se aprobó por unanimidad el Reglamento interno del Colegio y además se trataron los siguientes puntos:


- Intrusismo profesional e inoperancia administrativa al respecto. En este sentido Don Manuel Serrano Muraday, Subdelegado de Farmacia relató los problemas con que se encontraba a la hora de luchar contra el intrusismo por la poca diligencia de las autoridades para cobrar las multas de 5 pesetas que prescribía la ley para los que ejercieran la farmacia sin licencia


- Moción de censura al Sr. Griñán. El anterior presidente mantenía una postura hostil hacia el colegio negándose a ir a las Asambleas e incluso insultó al colegiado Sr Pío Valera, de Villamalea, cuando éste entró en su establecimiento para preguntarle por el lugar de celebración de la Asamblea


- Multas para los no asistentes a las Asambleas y que no justifiquen su ausencia. La cantidad se establece por unanimidad en 2, 50 pesetas. Los primeros multados serían el ya referido Sr. Griñán y el Sr. Aroca. En esta Asamblea se encontraban presentes 17 farmacéuticos y excusaron su asistencia 11 habiendo en ese momento en el Colegio 46 colegiados inscritos por lo que da la sensación que hubo un cierto ensañamiento con los dos sancionados. De todas formas , si nos atenemos a las cuentas de 1901 presentadas por el tesorero, Sr Martínez, sólo se cobró una de estas multas


- Indagación sobre la existencia de farmacéuticos ejercientes no colegiados, para lo que se acordó que los Subdelegados de Farmacia de cada localidad hicieran una lista de farmacéuticos establecidos para comprobar su colegiación.


- Preocupación por la existencia de pueblos en la provincia que por número de habitantes estaban obligados a tener farmacia pero carecían de ella. Se instaba al Gobernador a una actuación cerca de las autoridades locales para que cumpliesen con lo legalmente establecido.


- Se autorizó a la Junta de Gobierno para establecer una tarifa única profesional que abarcase medicamentos, aguas minerales y curas antisépticas


- Don Pedro Teatinos, de Yeste, propuso la creación de lo que pudiera denominarse una central de compras, origen de las actuales Cooperativas o Hermandades Farmacéuticas, para reducir costes, aumentar beneficios y poder constituir un montepío para viudas y huérfanos. Se creó una comisión formada por los señores Pradel, de Hellín, Serrano y Hernández, de Albacete, y Amaya, de La Gineta para discutir el tema


- Finalmente se decidió crear un Tribunal de Honor para el caso de que algún colegiado deshonrase su profesión. Lo constituirían los señores Serrano, Martínez, Pradel, Amaya y Lozano, quienes junto con la Junta de Gobierno decidirían las medidas a tomar llegado el caso, después de oír al interesado. No se dan más indicaciones sobre este Tribunal, ni sobre los casos que debiera juzgar


El 31 de Enero de 1902 se celebra una sesión ordinaria de la Junta General , en la que Don Mariano Berzosa lee la memoria antes referida. En estos momentos puede decirse que la vida del Colegio está ya encaminada después de sus balbuceantes primeros pasos

Anexos
1.Lista de Farmacéuticos de la provincia de Albacete del 30 de Julio de 1898 confeccionada por la Junta Interina
2.Convocatoria del 8 de Noviembre de 1898 para la elección de la Junta Definitiva del 3.Segunda convocatoria de 12 de Diciembre de 1898 para la elección de la Junta Definitiva del Colegio de Albacete
4. Lista de los farmacéuticos colegiados de Albacete a 10 de Mayo de 1901
5. " " " " " a 18 de Mayo de 1901
6. Recibo de la cuta de inscripción de Don Matías Hernández el 10 de Julio de 1901.
7. Papel con membrete del Colegio Farmacéutico usado por Don Manuel Griñán en su calidad de Subdelegado de Farmacia para aprobar la apertura de una farmacia y firmado el 3 de Febrero de 1902
8. Cuentas del Colegio presentadas en la Asamblea de 1902 por el tesorero Don Manuel Martínez
9. Lista de los señores colegiados el 20 de Abril de 1902
Maria del Carmen Bañon Cifuentes
Hellin 2004


Plaza Constitución, 2 02002 - Albacete Tel: 967 219 711